domingo, 8 de enero de 2017

Día 12: "Última impresión"

La primera impresión es la más importante, dicen. Yo no estoy de acuerdo...

Cuando recordás a una persona, ¿qué te acordas? ¿La primera impresión, o la última? La respuesta es clara y devela el misterio de un mito que es falaz. La primera impresión es importante, sólo si es negativa y no hay otra oportunidad... de ahí sale el dicho. Pero eso es otra cosa...

Mi tema con respecto a la última impresión viene de lo siguiente: mi abuelo.

Él siempre fue divertido, enérgico, sonriente y ocurrente. Era un niño más, un amigo, una gran compañía. Y me enseñó algo muy importante... a la vida hay que disfrutarla.

Lamentablemente, a mi edad de veintipico, tuco un ACV y cayó en las manos del Alzheimer. No hace falta decirles cómo cambió. Los años siguientes fueron difíciles... el abuelo no parecía ser el de siempre. Algo quedaba, ahí... escondido. Cada tanto aparecía y nos hacía muy bien. Pero el tiempo pasó, y al final, se nos fue.


He aquí mi secreto, sobre la última impresión que tanto odio y me duele: el abuelo se llevó una última impresión de mi de alguien que no soy.

Abuelo, no sabes cómo quisiera que sepas que no soy más ese chico cómodo que era...

Quiero que sepas que soy un luchador, como vos... que luchaste contra tu enfermedad todos los días, y con una sonrisa. Y me hubiera gustado que te hayas ido con esa imagen que vos me dejaste a mi.

Te extraño.

Migue

Día 11 - "Suspiros"

Extraña forma de respirar los suspiros,
provocados por la necesidad de vivir,
causados por el sentir,
identificados por el ser,
y recordados por el amar.

Un suspiro que va,
no es mas que un sentimiento que aparece...
la nostalgia presente..
o un alivio, de repente.

Un suspiro que viene,
un mensaje para siempre,
de dolor, añoranzas o desafío...
un misterio a descubrir.
O tal vez, a imaginar.

Un suspiro que no sale.
Un amor que no camina.
Una carta que se rompe.
Una historia que no se cuenta.

Y por último, un suspiro que resume.
Que duele a muchos.
Que marca a algunos.
Que entienden pocos.
El último suspiro.